Ligar para tim – 59439

Creo que podría ser interesante, y un relato tuyo, contado en primera persona, pues, Es sólo una idea. Esto viene, por lo que te conté de mis mejores viajes, No es mala idea.

Más programas y películas

Denial hay viento bueno para el que no sabe dónde va — Séneca Desde bien pequeño me han gustado los videojuegos. Era la época del Ultima Online y del Diablo 2, de la cual guardo muy buenos recuerdos. Te cuento todo esto porque la etapa de los videojuegos fue una etapa de gran claridad en mi vida. Sabía exactamente lo que quería y era muy feliz haciéndolo. La época post-videojuegos Pasó el tiempo y fui perdiendo el gusto por los juegos de ordenador. Empecé a verlos como un entretenimiento vacío y dejaron de engancharme. El problema es que al perder el vicio todavía perdí la claridad que te da el tener algo que te apasiona profundamente.

La época post-videojuegos

Sonrió y me tendió la mano; la que no llevaba alianza. Deja que te invite a una copa. Pensé en pasar por mi viejo habitáculo pero deseché la idea; no age y nunca había sido un andurrial. Los restaurantes y las tiendas llevaban varias horas cerrados, las persianas echadas. Levanté el rostro hacia la cúpula del techo. Cuarenta metros de altura. En mi juventud, su belleza quedaba oculta bajo capas y capas de hollín y nicotina, pero aquélla age la vieja Nueva York; una concienzuda limpieza a finales de la decenio de había devuelto a las astrológicas figuras de pan de oro su esplendor original. Poca gente sabe un hecho que no escapa a los científicos, y es que el límite de la Grand Central muestra las constelaciones a la inversa. Es la imagen de un cielo nocturno reflejada en un espejo.

bug da tim

0 comentario

Remitir un comentario