Blog para oficina

El viaje que me cambió la vida Un viaje a Tailandia con Alicia, mi anterior pareja, fue el culpable de todo. Compré mi primera Lonely Planet con la idea de prepararme todo el viaje al dedillo. Quería saberlo todo sobre cada ciudad, cada monumento, cada parque nacional. Quería conocer hasta cuantas figuras de Buda hay en Tailandia. Esa parte donde aparecen las biografías de los autores. A todos les encantaba viajar, escribir y compartir sus experiencias. De poder trabajar sin depender de un horario establecido que te ate. De no depender de unas vacaciones para viajar. En definitiva, libertad.

¿Cómo es la mujer LAVA? Estilo personalidad y pasión

Y aunque muchas personas no lo compartan, lo siento, pero no quiero emplear toda mi nómina en una apartamento con la mejor TV, una fresquera inteligente y un home cinema; me conformo con tener un rincón en el mundo para volver tras una larga jornada de trabajo, un gran viaje, un café con los amistades o una tarde en familia. Es probable, pero en muchos lugares del mundo este término no existe, y la gente es feliz igual. El dinero es algo efímero, un efecto de cambio, me basta con adeudar unos ahorrillos e invertir el excedente en coger aviones, pisar nuevos países y conocer nuevas culturas. Si puedo irme 30 días de vacaciones en vez de 15 ten seguro que lo haré, yo no espero a la jubilación a los 65, yo creo en las mini jubilaciones anuales.

Blog para conocer delay

Nicky Jam - Voy a Beber - Vídeo Oficial - @NickyJamPr

LO SIENTO QUIERO VIAJAR

Denial querés ver 15 países en 10 días ni tener que estar subiendo y bajando del avión. Querés acudir lento, a tu ritmo, sin planes tan estrictos. Pero hay un problema: no sabés cómo organizarte para poco así. Vos solamente querés irte, empero el miedo y las preocupaciones te frenan. Te parece algo muy grande que no sabés cómo encarar. Vamos por partes.

Navegación de entradas

En mi caso si me has instruido antes en este otro blog probablemente lo sepas , la segunda disyuntiva fue la ganadora. Cada quien vuelve a su respectiva rutina, en tu trabajo te encuentras con un brazada de cosas pendientes que se acumularon mientras estabas de vacaciones y vuelves a compartir con tu familia y amigos regularmente. Y empiezas a sentirte molesto y muchas veces como algún extraño en tu propio círculo. En un mundo ideal, todos tendríamos los medios y el tiempo necesarios para poder viajar cada vez que lo deseemos; pero lo cierto es que usualmente las responsabilidades tienden a interferir y a veces en ciertos momentos no hay mucho que podamos actuar al respecto.

0 comentario

Remitir un comentario