Aprender a ligar uasd

Se suele traducir por 'espeluznante', 'chungo' o 'grimoso', pero ninguna se ajusta a la perfección. No hay, por tanto, una equivalente que transmita esa sensación conjunta de miedo, asco e incomodidad que sienten las mujeres al tener que lidiar con babosos y raros en situaciones cotidianas. Cada noche, en cientos de bares y discotecashay hombres que se llenan de valor para intentar entablar una relación con el género femenino. Bien por ellos. Tiene una explicación. Un hombre que busca un nuevo romance se encuentra en el delicado equilibrio de expresar interés a una mujer sin cruzar la línea Los psicólogos llevan indagando en el terreno pantanoso de lo incómodo y 'creepy' durante años. Frank T. McAndrew, profesor del Knox College, publicó el año pasado un estudio empírico al respecto. No seas pesado.

1 Conversación y experiencia

Claro que sabemos que no todos daughter unos idiotas. Pero la verdad es que hoy en día los chicos ya no se esmeran en el coqueteo. No te pedimos algo acreedor de Jane Austen, solo queremos anatomía cortejadas y que lo hagas perfectamente. Sabemos que no eres nuevo en todo este juego de las citas a través de aplicaciones para el móvil. Sí que es un algo raro los 15 minutos que te pasaste en el perfil de LinkedIn de una extraña que encontraste en Happn [una aplicación que es advertido de encontrar a aquella chica que te sonrió en el metro]. Todos estamos solos, desesperados y todos somos superficiales, así que no finjamos que no eres así. Nunca te llames a ti mismo un entusiasta de la ginebra o un esnob del café en tu biografía. Las bebidas no son un sustitutivo de la personalidad.

En resumen

Parece una tontería, pero poseer algunas cualidades que nos permitan conocer íntimamente a alguien puede convertirnos sin lugar a dudas en un Don Juan o Doña Juana. Saber ligar es importante si estamos interesados en encontrar una pareja sexual o formal con la que construir un futuro. El brete es que muchas veces perdemos oportunidades o no somos capaces de dar el paso clave para empezar a conocer. Era él quien tenía que ser el pretendiente e ir a conquistarlaporque si era ella quien lo hacía se la premiaba con un montón de calificativos nada agradables.

Cómo conquistar a una mujer sin frustrarse en el intento

Elegimos Egoland porque dan talleres para entreambos sexos. Hemos venido dos periodistas, arrapiezo y chica, y vamos a infiltrarnos en las clases opuestas para averiguar de qué va el negocio de enseñar a seducir. Nos recibe el psicólogo y fundador de Egoland, Luis Tejedor, autor de ' formas de iniciar una conversación', un libro que acompaña las lecciones y del que hemos extraído algunos ejemplos insertados en este texto. Luis lleva impartiendo estos talleres cinco años, y se desmarca desde el primer momento de otras iniciativas que quieren enseñar a ligar, herederas del personaje de Tom Coast en 'Magnolia', que considera agresivas y cutres. A euros cada uno 80 para las chicasalcanzar la sabiduría completa del ligón sale por un altura.

0 comentario

Remitir un comentario