Mujeres solteras – 45428

Hay una sensación que todos compartimos la primera vez que pisamos Nueva York. Una sensación de haber estado antes allí. Una sensación de conocer sus rincones, sus edificios. De haber visto antes Times Square.

40 películas que te enamorarán : todavía más de Nueva York como la eterna 'Manhattan'

El trato que estaban recibiendo estos territorios era muy desigual. Esto se debió en parte a su pronta rendición y a que los daneses eran arios y, por lo tanto, tenían capacidad para gobernarse sensatamente a sí mismos, a juicio de los nazis. Hitler describió sus intenciones sobre Dinamarca como el establecimiento de un protectorado modélico, para que el mundo pudiera contemplar cómo sería la futura Europa controlada por Alemania. En Noruega, en cambio, la intervención alemana en la política y la economía estaba siendo mucho mayor. A las autoridades locales se les exigió el pago de enormes cantidades de dinero a cambio de no destruir puertos, puentes o carreteras. Los neerlandeses también eran considerados arios y, por consiguiente, germanizables, por los nazis. La política hacia Luxemburgo fue también la de tratar de reforzar sus raíces alemanas para lograr una germanización basada en atraer a la población y no en desplazarla como en el caso de Polonia, donde el plan era que los polacos se convirtieran en ciudadanos de segunda categoría sometidos a una best alemana. Suiza se encontraba ahora rodeada por Alemania, la Francia Libre, controlada por Alemania, e Italia, aliada de Alemania. El ejército suizo se había movilizado para proteger las fronteras del país, y el gobierno había tenido que lidiar con varias violaciones de su espacio aéreo por parte de la Luftwaffe.

Desayuno con diamantes

Se las regaña, aconseja y ordena, todo un mundo de señalamientos a acompañar. La contradicción extrema: el lenguaje que silencia; esto es, a través del habla se induce al mutismo. Especialmente se apunta a la ridiculización del lenguaje intragenérico en los pocos espacios que las mujeres tienen -o tenían hasta hace poco, ya que por los cambios tecnológicos y las formas de vida en determinadas sociedades esto ya no es así- para andar y comunicarse. El consenso de opiniones intergenérico en este sentido nos apunta a la hegemonía del modelo artistic gramsciano, en donde los dominados comparten con los dominadores, hasta cierto punto, las creencias y valores socialmente establecidos Gramsci Como decíamos, esto queda bastante patente, al poner los refranes en boca de las mujeres, la cuento censuradora o impugnadora de su genuino comportamiento lingüístico, asumido al parecer y reproducido, como agentes sociales activas que son.

0 comentario

Remitir un comentario