Mujer busca hombre tenerife

Reviso mi integridad, vigilo los detalles, utilizo el recurso de la gelatina para domar el adorno superior de mi cabeza. El estómago se me proyecta por encima del cinturón del pantalón. Tomo los billetes doblando astutamente las nominaciones altas al exterior para aparentar bonanza y ocultar la realidad de la mayoría de ellos. Por supuesto! Finalmente el aerosol del perfume a la distancia para no manchar y tampoco embalumar el ambiente. Acudo a la cita puntual. Es la primera vez que tendremos una velada. Quince minutos después de la hora acordada, ella se presenta majestuosa, delicadamente impecable, sin exceso en el maquillaje, pero resaltando los detalles precisos para hacer el atractivo de su rostro.

Menú de navegación

Estos doce poemas en prosa fueron publicados en la revista Claridad, de Santiago de Chile, en el año Publicado en el diario La Nación, de Santiago de Chile, en el añada Imagen viajera De esto hace algunos días. El inmenso Brasil saltó además del barco. Desde temprano, la abra de Santos fue cenicienta, y después, las cosas emanaron su luz accepted, el cielo se hizo azul. Entonces, la orilla apareció en el color de millares de bananas, acontecieron las canoas repletas de naranjas, monos macacos se balanceaban ante los ojos y de un extremo a otro del navío chillaban con estrépito los loros reales.

0 comentario

Remitir un comentario